Tiago Ruiz Diaz: “Lo único que quiero es jugar”

El joven defensor rosarino de amplia trayectoria en los seleccionados juveniles, pero aún sin debutar a nivel clubes, nos cuenta cómo vive un jugador en tiempos de cuarentena. También, las dificultades para debutar en Newell’s, las sensaciones de su paso por la selección y lo qué fue ser sparring en la Copa América 2015. Tiene 22 años y le gustaría ser como Carles Puyol.

Tiago en su paso por el seleccionado juvenil argentino

¿En qué posición jugas?
Desde chico fui defensor, más específicamente marcador central, de 2 o de 6. Últimamente me estuve desempeñando como lateral derecho, y creo yo que es por cuestiones físicas, además de quedarme cómoda la pierna derecha. Igual, con tal de jugar, me pongo los guantes.

¿Cómo terminaste jugando en las dos posiciones?
Mido 1,79. A comparación de los chicos que quedaron últimamente en Newell’s, yo era generalmente el más petiso, y también por mi velocidad me terminaron probando como lateral derecho.

¿En cuál te sentís más cómodo?
Me gusta más como marcador central, pero el lateral me quedó cómodo y me adapte rápidamente así que no tengo ningún problema. Aparte, jugar en otra posición te da más posibilidades, así que bienvenido sea.

¿Cómo llevas la cuarentena?
Sobrellevando el día a día. No me gusta nada. Uno está acostumbrado a entrenar diariamente en un campo y termina haciéndolo en un espacio reducido y con lo que tenga al alcance, es totalmente distinto.  Por más que uno entrene bajo conciencia, no es lo mismo.

¿Y desde lo anímico cómo lo llevas?
Esto me pegó en un momento malo. Justo ahora lo que no tengo es paciencia, me sobran las ansias. Vengo desde principio de año tratando de enfocarme en el fútbol y con todo esto no queda otra que esperar.

¿Cómo tolera un jugador el estar sin fútbol?
Sin tocar una pelota aguante 2 meses ya.  Pensé que no iba a estar ni 2 semanas y me estoy sorprendiendo a mí mismo. Igual salgo al patio y hago unos jueguitos, le pego a la pared y el vecino me debe putear en todos los idiomas. Mirando las redes sociales y demás, te vas dando cuenta que afuera de a poco se van retomando las actividades, y termina siendo esperanzador.

¿Cómo es tu situación actual en Newell’s?
En agosto me salió una oportunidad de irme a Brasil, a un equipo de segunda, el Londrina. Me quedé hasta diciembre y en Newell’s había dudas sobre cerrar un contrato, pero por cuestiones dirigenciales se dilató. Cuando decidí irme a Brasil llegué en un momento donde la ventana de fichajes estaba cerrada, pero lo bueno fue que el presidente y dueño del club me dejó quedarme y realizar una especie de periodo de adaptación. Lo que no tuve en cuenta son los 90 días que te podes quedar como extranjero. Así que en diciembre tuve que volver y el presidente me dio la posibilidad de que entrene y en enero regrese. Imaginate que apenas arrancó el año yo me tome  el avión. El 18 comenzó el torneo y yo seguía sin la cartera de trabajo, el documento que te permite residir allá y tener una relación contractual con el club. En ese momento se seguía tramitando y otra vez tuve que volver. Y justo comenzó todo esto de la pandemia. Igual, por lógica, sigo vinculado a Newell’s.

¿Cuál es tu idea cuando se retome el fútbol? ¿Te quedas en Newell’s?
Lo pensé mucho. Imaginate que estoy en el club desde los 12 años, vivo acá, tengo a mi familia, es el club del que soy hincha. Escuché cientos de promesas pero yo no puedo seguir esperando. Las palabras se las lleva el viento.

¿Crees que el nuevo formato de la Superliga te puede dar una posibilidad?
Pienso que sí. Tuve mucho tiempo para analizar la situación. Creo que va a ser un gran momento para los chicos, para nosotros mismos. Espero que inicien las actividades y yo pueda hablar con mi representante y él con quien sea ahí dentro, para que también pueda dejar la situación lo más nítida posible. Llegado el momento veré que es lo más conveniente para mí. Yo lo único que quiero es jugar, es lo más importante.

Contame tu paso por las selecciones juveniles
Sin duda, fueron los 4 años más lindos de mi vida. Fue la preselección sub-15, tenía 14 años en mi primera citación en Ezeiza. Vivir todo eso, las concentraciones, los partidos, los viajes, mundiales y torneos sudamericanos. También, tuve la suerte de ir de sparring en la Copa América 2015. Son todas vivencias que siempre te aportan. Te sentís un profesional, tenes tu utilero, tu canasto, tu sector para cambiarte. Fue algo que nunca voy a olvidar.

Compartiste plantel con jugadores de elite ¿no?
Con jugadores importantes, como Exequiel Palacios, Matias Zaracho y puedo seguir nombrando. Me sorprendían con algo nuevo todos los días, pero el caso que asombró a todos fue el de Palacios. Con nosotros, Miguel Angel Lemme -entrenador del seleccionado juvenil- no lo tenía mucho en consideración. Si bien siempre lo tenía ahí, en comparación a lo que es hoy es otra cosa. Campeón y estrella en River, presente en Selección y en Europa. Fue uno de los casos sobresalientes.

¿De qué jugabas en la selección?
Fui como central. Nos vieron el vasco Olarticochea y Humberto Grondona. En un primer momento, éramos 3 chicos. Después hubo un parate y terminamos con Facundo Pardo como la dupla central, ambos de Newell’s. Con Lemme, que jugaba con una especie de línea de 5 falsa donde los laterales subían, yo tiraba como un stopper adelantado tirándome hacia la derecha. Ahí fueron, digamos, mis inicios más cerca de la línea. Él se encargaba de que estuviera cómodo y tuviera la plasticidad para jugar por la derecha.

¿Cómo fue la experiencia en el 2015 siendo sparring en la Copa América?
Fueron 4 meses concentrando con los mejores del mundo. Imaginate estar entrenando con ellos en Ezeiza, viajar en el mismo avión, concentrar en el mismo hotel, con los mejores, una locura. Salía de mi habitación y en el pasillo me lo encontraba a Messi, Agüero o Di María. Nos saludábamos como si fuésemos amigos casi. Los primeros días era una sensación rara, sólo que te firmen cosas y demás. Después era un “hola, buen día”, como si fuese algo totalmente normal. Fue una experiencia hermosa.

¿Qué jugador te sorprendió más? Sacando a Messi, obviamente
Todos. Para bien y para mal siempre hubo alguien, je. El caso de Banega y el Patón Guzmán, por ejemplo, teniendo en cuenta que teníamos en común a Newell’s, te aportaban más allá de lo deportivo, era muy grato. Hablando del lado humano, con una humildad impecable de por medio, siempre nos aconsejaron muy bien. Digamos que ellos dos fueron quienes marcaron esa experiencia. No todos se tomaban el atrevimiento de acercarse. Banega venía y te preguntaba si necesitabas algo, por ejemplo. El hecho que se pongan a tomar unos mates con vos, como con el Patón Guzmán. Cosas que quizás parecen insignificantes, pero demuestran aspectos que van mucho más allá de lo deportivo. Se nota lo buenas personas que son.

¿Quiénes te aportaron en tus primeros pasos en el club?
Newell’s tuvo muchas etapas donde hubo mudanzas de los cuerpos técnicos y la coordinación general, con muchas personas, pero siempre encontré a alguien en quien apoyarme. El último caso fue el de Enrique Borrelli, coordinador de inferiores. De entrada fue lo más sincero del mundo, me manifestó sus pensamientos hacia mí, y me aportó la confianza que un jugador necesita. Lo nombro a él pero hay muchos, preparadores físicos, médicos, etc.

¿Y en cuanto a jugadores profesionales?
Yo tuve la suerte de hacer una pretemporada con la primera, cuando Lucas Bernardi estaba a cargo del plantel. Al estar una buena etapa con ellos pude formar una relación, no de amistad pero sí de acercarse y charlar con gente, como por ejemplo, con el Gato Formica o Mateo Alustiza. Siempre pudieron aportar su granito de arena para motivar y seguir en la búsqueda de algo más.

Si tuvieses que elegir un central y un lateral con los que te gustaría asimilarte deportivamente, ¿quiénes serían?
Siendo exagerados, me gustaría ser como Puyol o Sergio Ramos. Siempre me gustó Puyol, si bien no soy bajo desde chiquito tuve una obsesión con la altura, y él tampoco no era un jugador alto. Digamos que exagerando un poco, apunto a ellos. Centrales que pueden ser laterales también, como yo.

(Visited 377 times, 22 visits today)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.